Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 16 de diciembre de 2018

-2

Es tan difícil decirle que si a mi conciencia.
Ella lo sabe, si que lo sabe.
¿Cuantas veces habré hasta ahora tratado de acallar todo lo que siento?
Maldita sea.
Es tan difícil aceptar la verdad cuanto te rompe el alma,
cuando el dolor emocional es mas fuerte que el físico.
Aveces me culpo por tratar de minimizar lo mal que me hizo, solo por que no recuerdo bien.
Estuve confundida, equivocada.
No tuve la culpa, nunca la tuve.
Y dios, como duele darme cuenta de que amé a alguien que me rompió mas de una vez, mas de una manera.
Recuerdo cuando le dije adiós y lloré toda la noche por la dependencia que me había generado.
Me da tanta vergüenza haber sido la persona que dejó pasar cada palabra y cada acción hiriente.
¿Como se supone que debía protegerme?

Esa noche tuve miedo, tuve tanto miedo.
Yo solo quería sentirme bien, solo quería un poco de amor.
Así que nos embriagamos de pecado, todo era luces y colores. Todo era música.
Recuerdo temblar, recuerdo que el mundo calló sobre mi desgarradoramente.
Sentí que estaba viviendo mi propia pesadilla.
No fue mi culpa, nunca lo fue.
Aunque apenas me quedan unas imágenes borrosas, la tristeza que siento es inmensa.
Me cuesta tanto expresarlo de manera hablada, que tuve que venir unos años después a escribirlo por aquí.
Tuve pánico, mucho pánico, y realmente lamento no haber tenido la valentía para decirlo antes.
No creo ser valiente en este momento tampoco, pero al menos he logrado asumir lo que pasó.
Necesitaba ayuda y el se aprovechó de mi miedo.
Se aprovechó de mi cuerpo paralizado por el miedo.
Recuerdo no poder siquiera hablar y gritar dentro de mi mente que por favor se detuviera.
Es tan difícil aceptar la verdad cuanto te rompe el alma,
cuando el dolor emocional es tan pero tan fuerte.
Pensé que había encontrado la manera de olvidarte, pero nunca te vas, y espero un día volver a sentirme un poco menos manchada, machacada y destruída.
Yo se que voy a salir de aquí aunque me tome toda la noche o cien años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario